Entradas

¿Por qué sigue ganando el discurso del odio?

Prácticamente no hay noticia que, tras ser subida a Internet, no sea comentada. En los últimos 15 años el acceso masivo a esta red ha llevado a que seamos la generación con más información disponible. Pero, que haya mucha no significa que sea toda de la misma calidad. Gracias al rastreo de nuestros gustos personales, una serie de algoritmos estadísticos comienzan a vomitar en cada hueco de nuestras pantallas anuncios y noticias conforme a “nuestros deseos”, alimentando más el sesgo: vemos del mundo sólo lo que nos gusta o es afín a nuestras ideas.

Opinión crítica: Día Internacional de la Información sobre el Desarrollo

En un mundo tan globalizado como el nuestro, pautado por un…