IDENTIDAD DEL PROYECTO: Comunicación y educación para el desarrollo

Los contenidos del proyecto Foro Comunicación, Educación y Ciudadanía se trabajan alrededor de la Educación y la Comunicación para el desarrollo entendidas como ejes esenciales para garantizar la construcción de una ciudadanía responsable, informada, crítica y capaz.

Educación para el desarrollo

Hoy, más que nunca, debemos saber construir y promover un concepto de ciudadanía que sea crítica y responsable con su entorno sociocultural.

Son muchas las cuestiones y cambios sociales que se han producido, que ponen en crisis la manera en como hemos ordenado y valorado nuestra sociedad a lo largo de los años. Por un lado, podemos decir que vivimos en una sociedad (global y local) en la que la diversidad cultural ha dejado de ser una anécdota para convertirse en un hecho, en una realidad. Así, nuestros escenarios sociales, culturales y educativos han cambiado, y tenemos que ajustar la manera en como representamos, construimos y hablamos de nuestra sociedad. Debemos hacer visible esta diversidad cultural de una manera responsable, en la que todo el mundo tiene el derecho de ser protagonista de sus experiencias.

Además, observamos que esta diversidad cultural, a menudo es estigmatizada de una manera injusta a quien se identifica como ‘marginal’, extraña o problemática. Hecho que se agrava si tenemos en cuenta que es en estos colectivos sobre los que más recaen las consecuencias del reparto desigual de los recursos económicos y naturales, y que disponen de menos oportunidades sociales provocando desigualdades socioculturales, sociodemográficas y de género.

Por otra parte, vivimos en un momento en el que debemos asumir un ejercicio responsable sobre nuestras actividades para crear una sociedad que sea más sostenible y perdurable en el tiempo, que trabaje por un modelo económico sostenible y equitativo que evite situaciones de explotación de recursos naturales y humanos, y que promueva una distribución de recursos más justa que permita el desarrollo de las sociedades y países empobrecidos.

Es por todo esto pues que la Educación para el desarrollo, que basa sus propuestas en la observación y resolución de estos hechos, es fundamental para consolidar un proceso educativo que posibilite un cambio social dirigido a construir una sociedad responsable y solidaria. Es desde la Educación para el desarrollo que podemos detectar e identificar cuáles son las causas de la desigualdad social en las que hoy todavía convivimos; trabajar de manera colaborativa para lograr el cambio social; interrogar nuestra sociedad de una manera responsable; promover la interculturalidad como la base a partir de la cual compartir experiencias y crear conocimiento ….

Comunicación para el desarrollo

Pensamos que la comunicación es uno de los escenarios principales de nuestra sociedad desde la que poder empezar a trabajar por el cambio social. Es en los escenarios mediáticos desde donde muy a menudo se naturalizan las situaciones de desigualdad social y de género asociadas con la diversidad cultural y con la división Norte-Sur del planeta. Es en los escenarios mediáticos desde donde se promueve una imagen idealizada de la sociedad, protagonizada principalmente por personas blancas, occidentales, y de clase acomodada. Es también en estos escenarios desde los cuales se promueve una cultura del consumo que no es responsable con los recursos humanos, naturales y económicos.

Por todo ello, creemos que la promoción de una mirada crítica hacia las lógicas de representación y las rutinas informativas es fonalmental a la hora de construir una ciudadanía crítca, que pueda adquirir un vocabulario propio que deslegitime los valores que se promueven desde los ejercicios comunicativos irresponables, y que sea capaz de contestar y crear debates, y construirse una opinión personal y ejercicios comunicativos responsables.

En definitiva, trabajar el derecho al relato propio: tanto para dotar de identidad a las culturas o colectivos silenciados, despreciados, estigmatizados o discriminados históricamente, como para apoderarse la ciudadanía para que cada opinión y experiencia tenga el mismo valor.