Temas: cooperación, violencia

Las noticias sobre cooperación internacional que realizan varias ONG o entidades son casi inexistentes en el panorama informativo. Y precisamente por su invisibilidad, las tareas de cooperación no son consideradas como actividades necesarias, beneficiosas ni de un impacto enorme sobre el territorio. A este efecto, tenemos que sumarle que cuando el mundo de la cooperación sí se hace visible, casi siempre se hace desde una perspectiva tremendista y sensacionalista.

Por todo esto, el mensaje institucional es que la cooperación no se promueve ni se hace visible de una forma responsable, alimentando la idea o sensación de que la cooperación internacional es una herramienta de intervención en el territorio innecesaria que solo comporta riesgos y gastos.

Por esto, este artículo nos parece irresponsable por los siguientes motivos:

  • Aunque es cierto que ciertas actividades comportan riesgos, el hecho de empezar el artículo enumerando los muertos y los ataques violentos ya plantea el tono negativo y tremendista del artículo.
  • Contribuye a la identificación de la cooperación internacional como una actividad peligrosa e innecesaria. Durante la narración se asocia cooperación con riesgo, violencia, muertes, peligro, secuestro…
  • En el artículo se mencionan numerosas entidades. No obstante, en ningún caso se especifica a qué se dedican, qué hacen o qué proyectos tienen, no menciona los beneficios ni el impacto social que estas actividades “peligrosas” conllevan.
  • Utiliza un vocabulario no adecuado para mostrar la complejidad de los hechos. No solo demoniza el mundo de la cooperación, sino que también demoniza los países o sociedades en los que se realizan las acciones.
  • El relato no explica en ningún momento la realidad social de los países donde se realizan las actividades de cooperación, ni los motivos por los que son territorio de riesgo. Obvia información que no permite una reflexión crítica sobre la actividad de las entidades, que muchas veces no pueden alcanzar sus objetivos por motivos de seguridad.
  • Se utilizan los testimonios de las diferentes entidades cooperantes de una manera descontextualizada, hecho que contribuye a proyectar una imagen de la desprotección y peligro de una forma sensacionalista.
  • Confunde las competencias reales del mundo de la cooperación con los ejercicios diplomáticos y de las políticas internacionales protagonizadas por distintos países que se consideran los líderes mundiales, como por ejemplo, el G8 o The Aid Worker Security Database gestionado por USAID, una agencia gubernamental de los Estados Unidos que trabaja en la asistencia internacional.
  • Da una visión sesgada del mundo de la cooperación, ya que solo se habla de un cierto tipo de proyectos que sí comportan riesgo.

Para reflexionar:

  • El artículo empieza con la siguiente pregunta:

“¿Cuánto riesgo están dispuestas a aceptar las organizaciones para llegar a quienes necesitan de su ayuda?”

– ¿Piensas que esta frase contribuye a la pérdida de respeto por las actividades de cooperación?

– ¿Por qué motivo crees que interesa cuestionar los fundamentos solidarios de las entidades que se dedican a la cooperación?

– ¿Crees que existe una relación entre el desprestigio de la cooperación y las políticas de las relaciones internacionales?